Obstáculos a la innovación por parte de los empleados

Cada vez más empresas animan a sus empleados a innovar. Crean concursos de ideas, les facilitan herramientas que fomentan la innovación, les ofrecen dedicar un 15% de su tiempo laboral para trabajar en nuevas ideas o se forman grupos transversales que se reúnen a menudo para compartir ideas que puedan derivar en nuevos proyectos.

En vista de las facilidades que existen hoy en día en las empresas para innovar, ¿cuál es el problema para que los empleados no lo hagan? La respuesta está en el estudio elaborado por Watch & Act sobre los retos de la innovación colectiva.

Principales obstáculos a la innovación

– Miedo a salir perdiendo

En este aspecto coinciden directores generales, de área, mandos intermedios y empleados. Existe un gran miedo al fracaso, a perder dinero, poder, sin tener en cuenta que es muy difícil acertar a la primera y que de los fracasos se aprende. De hecho, el post-it nació de un error.

– Carga de trabajo

La mayoría de las veces la excesiva carga de trabajo impide tener la mente despejada para pensar en otros proyectos o tener otras ideas. La presión por sacar el trabajo adelante hace que innovar no sea una prioridad.

– Cortoplacismo

La innovación no reporta beneficios inmediatos. Es necesario invertir tiempo y dinero en ella, cometer errores, volver a intentarlo. Muchas empresas no tienen visión a largo plazo y ven como una pérdida de tiempo dedicar recursos a innovar.

Soluciones para implantar la innovación en las empresas

En el citado estudio, los encuestados también ofrecen las posibles soluciones para que los empleados puedan innovar.

– Tolerar el error

No tener miedo al fracaso y saber que forma parte del proceso.

– Crear un proceso ágil

Cuanto más implantado esté el proceso de innovación, se necesitarán menos recursos y será más sencillo crear nuevos proyectos y desarrollarlos. También es importante la formación de los empleados, crear canales que faciliten el flujo de información, así como fomentar el desarrollo de nuevas ideas. Como afirma Elena Zárraga, directora general en LKS, “no hay modelos de negocio que, ‘per se’, sean más innovadores que otros” sino que incide más “el estilo de dirección o el modo en que se interactúa con las personas”.

 – Política integral de innovación

Este punto es el que permitirá que sea un proceso ágil. Para ello la innovación debe de ser parte del ADN de la empresa. Es importante sistematizar procesos de innovación, incorporarlos en  el desarrollo de la empresa y que los empleados conozcan los objetivos de la organización, así como la estrategia que se está llevando a cabo y las directrices que se deben de seguir.

– Dotar de presupuesto

No se puede innovar sin un plan de negocio. Es necesario que el proceso de innovación esté dotado de un presupuesto y tratar de prever el retorno de esa inversión.

– Colaboración con los clientes

El desconocimiento de los clientes a veces supone un obstáculo para la innovación. Analiza sus necesidades, trata de satisfacerlas. Para ello, pregúntale qué necesita, cómo puedes mejorar tu producto.

Y en tu empresa, ¿qué obstáculos has detectado que frenan la innovación por parte de los empleados? Cuéntanos tu experiencia o haznos llegar tus sugerencias.

0
0

Sistematiza la innovación en tu empresa con la metodología Forth

La metodología Forth consiste en 5 sencillos pasos para innovar en tu empresa de forma sistemática.

1. Full steam ahead (a toda máquina)

Este periodo dura 5 semanas y consiste en reunir a distintos tipos de perfiles, de manera que formen un equipo multidisciplinar para que entre todos generen más de una idea innovadora. Es importante hacerse estas 5 preguntas:

  • ¿Por qué se necesita innovar?
  • ¿Quién es el grupo objetivo?
  • ¿Qué productos y servicios hay?
  • ¿Dónde lo aplicamos?
  • ¿Con qué criterio evaluamos?
  • ¿Cuándo lo aplicamos?

 

2. Observe&Learn (observar y aprender)

Esta fase tiene una duración de 6 semanas. Es importante desaprender lo aprendido y embeberse de otras fuentes, inspirarse con ejemplos de entidades que innoven, observar lo que necesita el cliente…

3. Raise Ideas (generación de ideas)

Es en este momento cuando comienza el brainstorming. Dos semanas durante las que volcar vuestras ideas-según el método Forth, entre 500 y 700-. Pero sólo 12 ideas superarán todas las cribas que realicéis. Pensad en que vuestros productos o servicios sean atractivos para los consumidores, os permitan una facturación y cumpla con los objetivos del negocio.

4. Test Ideas (testar las ideas)

Las ideas elegidas tendrán que pasar la prueba de fuego con grupos de entre 6 y 8 personas. Se recomiendan realizar entrevistas en profundidad para obtener la mayor cantidad de información posible, que nos guíe a la hora de conocer si el producto o servicio es viable. De hecho, la última parte de esta fase es examinar los resultados de la investigación. Al final quedarán alrededor de 3 ideas y habrá que valorar cómo mejorar los fallos que pueda haber en las mismas.

5. Homecoming (vuelta a casa)

Para que la dirección pueda adoptar nuevos conceptos para el proceso de innovación se realizan talleres por equipos donde se tratan aspectos creativos, comerciales, profesionales, etc…

Para finalizar se realiza una exposición con el objetivo de dar a conocer el conocimiento adquirido y ahí se aprueba la idea del producto o servicio. Un nuevo equipo desarrollará la idea con la ayuda del que llevó a cabo la misma.

¿Conocías el método Forth? Cuéntanos como llevas a cabo el proceso de innovación en tu empresa.

0
0

Euskadi continua en el camino de la alta innovación

Euskadi vuelve a codearse con países de alta innovación como Francia, Austria, Luxemburgo, Bélgica, Irlanda, Francia y Eslovenia. Son los datos proporcionados por Eustat, tras analizar el Panel de Indicadores de Innovación Europeo que se publica cada año y en el que el País Vasco ha alcanzado un valor de 0,48.

Esta nota, que hace que estemos en el grupo de alta innovación, se debe principalmente a los buenos resultados obtenidos en tres de las diez dimensiones analizadas respecto a la media europea que son; “Recursos humanos” y “Sistemas de investigación atractivos” y el “Entorno favorable a la innovación”.

En recursos humanos, dimensión que capta la disponibilidad de personas altamente cualificadas como dato clave para la innovación, destacan, respecto a la media europea, tres indicadores que lo conforman:

1. Los “Nuevos graduados doctores entre 25 y 34 años” alcanzan el 2,24 por mil en el País Vasco mientras que en la UE-28 representan el 1,85 por mil.

2. El porcentaje de “Población de 25 a 34 años con educación terciaria”, que asciende al 53,8%, mientras que la media comunitaria se queda en el 38,2%.

3. El porcentaje de “Población de 25 a 64 años que participa en aprendizaje permanente”, que representan el 12,2% en la Comunidad y el 10,8% en la UE-28.

En cuanto a los “Sistemas de investigación atractivos”, dimensión que mide la competitividad internacional, Euskadi también sobresale en los tres indicadores, frente a la UE-28.

1. El número de “Co-publicaciones científicas internacionales por millón de habitantes”, supone 939 en la C.A. de Euskadi frente a 494 en Europa.

2. El porcentaje de “Publicaciones científicas más citadas internacionalmente” (excelentes), 10,64% en el País Vasco y 10,56% en la UE-28.

3. “Doctores extranjeros como % del total de doctores del país”, 30,24% en la C. A. de Euskadi y 25,57% en la UE-28.

Y respecto a la última dimensión, la del “Entorno favorable a la innovación” que mide la implantación de redes de banda ancha de alta velocidad y el emprendimiento impulsado en la oportunidad, destacamos en “Penetración de la banda ancha” con un 25,5% mientras en la UE-28 es del 13,0%.

Deberes para el próximo año

Si queremos innovar al mismo nivel que los países clasificados como líderes en innovación (Suecia, Dinamarca, Finlandia, Países Bajos, Reino Unido y Alemania), debemos mejorar en “Financiación y apoyo”, “Vínculos”, “Activos intelectuales”, “Impacto en el empleo” e “Impactos en las ventas”, puesto que las puntuaciones obtenidas son bastante inferiores a las de la media europea.

Te dejamos, por si quieres echarle un vistazo, el informe completo elaborado por Eustat en este enlace. ¿Tu empresa también es de alta innovación? Cuéntanos lo que habéis hecho. Tu innovación nos interesa.

0
0

El 54,3% de las empresas vizcaínas invierten en innovación

Si en 2016 un 53% de las empresas en Bizkaia realizó algún tipo de actividad innovadora, en 2017 la cifra ha crecido en un 1,3%, según el estudio Norabidea 2017, elaborado por el Observatorio de la Innovación de Bizkaia.

Actualmente son más las organizaciones que apuestan por la innovación que las que no. Pero el mejor dato es el del 31,2% de empresas que ha realizado actividades de innovación en los últimos cuatro años de forma continuada (estas tienen actividad exportadora, presencia en el sector servicios o su ciclo de vida en el negocio se encuentra en fase de introducción). Además, el 58,7% de dichas empresas considera un éxito su decisión de apostar por la innovación.

Beneficios obtenidos por las empresas tras invertir en innovación

– El 58,7% de las empresas considera un éxito su apuesta por la innovación:

  • El 82,3% ha obtenido una mayor calidad de bienes y servicios
  • El 79,2% ha incrementado su facturación márgenes/beneficio
  • El 77,2% ha ampliado su gama de productos o servicios
  • El 75,8% ha reducido el período de respuesta a las necesidades de los clientes

– El 64,9% ha generado empleo gracias a las innovaciones implementadas (4,2% más que en 2016).

– El 40% ha colaborado con otras empresas para innovar.

– El 50,7% de las empresas que han colaborado para desarrollar alguna actividad innovadora ha conseguido los objetivos previstos.

– El 8,2% de las empresas que han colaborado con otras ha superado sus objetivos.

¿En qué innovan las empresas vizcaínas?

– Nuevos productos para la empresa (39,0%).

– Mejora de los procesos productivos (31,3%)

– Productos nuevos para el merado (31,0%).

– Productos actuales mejorados (29,6%)

La innovación en marketing y comercialización

– Tres de cada diez empresas innovadoras han abordado iniciativas novedosas en el área de marketing y comercialización (30,7%)

– La participación reciente en innovación es superior entre las empresas que han combinado iniciativas de marketing y comercialización.

– El acceso a la ayuda pública ha sido superior entre quienes combinan marketing, comercialización y otras áreas.

¿Tu empresa es de las que innova? Cuéntanos tu experiencia en nuestro canal de ingenio e innovación, nos encantará conocerla.

0
0

Sin innovación las empresas desaparecen

Las medianas empresas aportan la cuarta parte de la inversión en I+D que se hace en nuestro país, alrededor de 1700 millones de euros, porque saben que sin innovación no pueden ser competitivas.

Cuando hablamos de innovación, nos viene a la cabeza la tecnología (smartphones de última generación, robots…). Sin embargo, innovar no es solo crear nuevos dispositivos electrónicos; también es establecer nuevos modelos de gestión, de organización… Para comprender mejor cómo hacerlo, veamos a continuación los tipos de innovación que se pueden llevar a cabo:

– Innovación de producto o servicio:

Introducir en el mercado productos/servicios nuevos o con mejoras. Estas pueden centrarse en las especificaciones técnicas, en los componentes, en los materiales, la incorporación de software…

Un ejemplo de esto son los nuevos trolebuses eléctricos sin catenarias asociadas. Para evitar montar grandes baterías, el vehículo despliega un brazo de conexión en las paradas y se recarga durante unos 15 segundos. Así va recibiendo cargas parciales suficientes para cubrir una jornada de servicio completa sin interrupciones.

– Innovación de proceso:

Introducir procesos nuevos o mejorados de fabricación, logística o distribución. La industria textil sabe mucho de innovar en el proceso. Algunas compañías han implantado  tecnología de identificación por radiofrecuencia (RFID), que permite la identificación individualizada de prendas  desde las plataformas logísticas hasta su venta en tienda. Proporciona una mayor agilidad en la distribución y una mayor precisión en la gestión de las prendas en las tiendas.

– Innovación organizacional:

Incluir nuevos métodos organizacionales en el negocio: la gestión de conocimiento o del sistema de calidad, la formación de los recursos humanos, la organización del trabajo o las relaciones hacia el exterior.

Un ejemplo es el método “bridge building”, que ayuda a mejorar la comunicación de la empresa. En una farmacéutica lo aplicaron y aumentaron un 20% las ventas. Redujeron las máquinas de café de una para cada seis a una por cada 150 empleados y consiguieron una innovadora forma de mejorar la comunicación.

– Innovación de marketing

Implementación de nuevos métodos de marketing, incluyendo mejoras significativas en el diseño meramente estético de un producto o embalaje, precio, distribución y promoción. Steve Jobs afirmaba que el producto comenzaba en el packaging. Abrir el embalaje que lo contenía ya tenía que ser una experiencia, y el creador de Apple fue un gran innovador en este sentido.

Todos estos procesos se pueden realizar de manera puntual o sistemática. Sin embargo, contar con un modelo de innovación en la empresa contribuye a que esta esté en constante evolución y se adapte mejor a los retos del futuro. ¿Tu empresa cuenta con un modelo de innovación? Nos encantará conocer tu experiencia, no dudes en contárnosla.

0
0

Obstáculos legales a la innovación en España

¿Qué es la innovación? Según la RAE es la creación o modificación de un producto, y su introducción en un mercado. Posiblemente a esta definición le faltaría la palabra servicio. Y esto es lo que empresas innovadoras como Blablacar o Airbnb han hecho. Ofrecen de otra manera servicios que ya existían, como alojamiento para turistas o vehículos compartidos. Estas empresas se engloban dentro de las start ups, porque son de “reciente creación” y se basan en el uso de la tecnología. En España existen alrededor de 1500 start up.

Sin embargo, este tipo de empresas chocan con el modelo económico establecido y casi todas son llevadas a juicio. Precisamente, la patronal de autobuses Confebús denunció a Blablacar por competencia desleal. Desde la red social se defendieron asegurando que en Blablacar “los conductores que realizan un determinado trayecto con asientos libres no ofertan un sistema de transporte, sino que desean ahorrar costes de un viaje que realizarían de todos modos, compartiendo gastos con los pasajeros (…) no existe ánimo de lucro por parte de los usuarios”. De los 19 países donde opera Blablacar esta era la primera demanda que habían recibido y están a la espera de lo que dicte el juez.

El portal Airbnb no fue llevado a juicio pero sí multado por el Gobierno de Cataluña con 30.000 euros. La demanda se basaba en que las casas que se ofertaban para alojar a turistas no estaban inscritas en el Registro de Turismo de Cataluña. Solucionado este tema el portal sigue operando con normalidad. Pero no todas han tenido la misma suerte, algunas han dejado de operar en España por sentencias judiciales desfavorables.

Nuevas legislaciones para nuevos modelos de negocio

Cuando se habla de fomento de la innovación se apela a la I+D+i, a la necesidad de una mayor financiación y a una mejor formación, pero pocas veces se repara en el marco jurídico de un país. En España, la legislación ha tenido que ser modificada en muchos puntos para permitir estos nuevos modelos de negocio. De hecho, en 2015 se reguló el crowfunding (financiación participativa o en masa). Gracias a la nueva Ley de Fomento de la financiación empresarial plataformas como Kickstarter han podido instalarse en España.

Pero las start ups que se basan en la economía colaborativa todavía crean suspicacias. El problema de esta desconfianza radica en la fiscalidad de estas.  Las empresas basadas en modelos tradicionales les reprochan que no paguen impuestos, por eso les acusan de competencia desleal. Así que el reto es establecer parámetros fiscales para estas empresas y nuevos marcos jurídicos con los que poder innovar con empresas centradas en un modelo económico diferente al que estamos acostumbrados. Solo así estarán en igualdad de condiciones, sin que ninguna juegue con ventaja sobre otra.

0
0